top of page
  • Foto del escritorME

La queratosis pilaris, mejor conocida como “piel de gallina” es de origen multifactorial

  • Esta afección es de origen multifactorial, pero se piensa que la obesidad contribuye a su aparición.

La queratosis pilaris es una afección, que aun cuando afecta a múltiples órganos del cuerpo humano, se nota más en la piel donde aparecen lesiones de tipo pápulas eritematosas en brazos y piernas que dan el aspecto de “piel de gallina”. Se cree que la resistencia a la insulina podría contribuir a su aparición y por esto es que dicha afección es sufrida en mayor medida por personas con obesidad.


Lo que sí se tiene claro es que esa molesta afección es una condición multifactorial, por lo que la obesidad sería sólo uno de los factores que la provocarían. Así lo hace notar el nutriólogo Raúl Gallegos del Centro Avanzado de Medicina Metabólica y Nutrición (CAMMYN). “La pérdida de peso podría contribuir en disminuir la severidad de las lesiones producidas en la queratosis pilaris, pero es importante tener en cuenta que, debido a su carácter multifactorial, y si las lesiones lo ameritan, el tratamiento debe ser guiado por un médico dermatólogo”, plantea.


El experto comenta que no existe una dieta específica que haya demostrado un beneficio directo en mejorar la queratosis pilaris, sin embargo, se piensa que la proteína del trigo (gluten) y la lactosa contribuirían a su aparición. Gallegos advierte y reitera que las recomendaciones al respecto se deben dar personalizadas según cada caso y para esto es importante acudir a un profesional médico.

Debido a que existe una asociación entre esta patología y la obesidad, el nutriólogo señala que es razonable recomendar en forma general un patrón de alimentación mediterránea que incluya frutas y verduras en forma diaria, así como también cereales en porciones adecuadas.


“Preferir productos menos procesados, como por ejemplo los productos integrales será ideal. Como fuente de grasa saludable, se recomienda el aceite de origen vegetal, especialmente de oliva, frutos secos y aceitunas o palta y en la parte de proteínas, optar por carnes blancas y sobre todo pescado siempre será la mejor opción”, además recuerda que el consumo de agua durante el día es fundamental para el funcionamiento del organismo.


Gallegos también destaca la importancia de realizar actividad física, no solo en personas con exceso de peso sino como medida preventiva y hace énfasis de que cuando existe obesidad, la piel puede generar alteraciones a causa del aumento de peso. “En la práctica clínica es posible ver que las lesiones disminuyen en su severidad a medida que se alcanzan pesos corporales menores y se mejoran hábitos de alimentación. Lo mismo ocurre con otras alteraciones aún más frecuentes, como por ejemplo, la acantosis nigricans o los acrocordones.”.


Según la Clínica Mayo, una conocida institución de salud norteamericana, existen medidas de autocuidado que pueden mejorar el aspecto de la piel afectada. Entre ellas está:


  • Ducharse con agua tibia.

  • Limitar el tiempo en ducha ya que el agua caliente y los baños largos eliminan los aceites de la piel.

  • Evitar los jabones y exfoliantes agresivos.

  • Utilizar cremas de venta libre con componentes químicos como la urea.


Un producto adecuado y recomendado por dermatólogos para la queratosis pilaris es la Crema Cetaphil Pro Urea. Este hidratante contiene urea (10 y 20% de contenido) y ácido láctico que aumenta el contenido de agua y retiene la humedad en las zonas donde se origina dicha afección.


Si deseas conocer más sobre los productos para pieles sensibles visita www.cetaphil.cl o visita las redes sociales de Cetaphil Chile.


Comments


bottom of page