top of page
  • Foto del escritorME

La cruzada sustentable de Kimberly-Clark

  • Buscando contribuir con la preocupante situación que vive el planeta con el cambio climático, diversos actores de la sociedad, como las multinacionales como Kimberly-Clark han debido avanzar en aspectos sustentables con el objetivo de impactar positivamente con sus operaciones.

Hace unos días se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente; una fecha que ha cobrado mayor relevancia durante los últimos años debido a los desafíos que tanto nuestro país, como todo el mundo enfrentan en esta materia, y a la preocupante situación que vive el planeta con el cambio climático.


Por ello, diversos actores de la sociedad, como las multinacionales, han debido avanzar en aspectos sustentables con el objetivo de impactar positivamente con sus operaciones.


En ese contexto, Kimberly-Clark, compañía líder en fabricación de productos esenciales de higiene ha comenzado a impulsar su Plan de Sustentabilidad para 2030.


¿Cuál es la misión de esta iniciativa? Esta empresa busca generar resultados positivos de valor e innovación en sus marcas, para lograr generar impactos positivos en las vidas de 1000 millones de personas.

Cabe recordar que en 2020 Kimberly-Clark contribuyó con más de 25 millones de vidas, de las cuales 3,5 habitan en América Latina. A través de diversos programas como “Baños Cambian Vidas”, impulsado por Scott; “Un Abrazo para Cada Bebé”, un programa de Huggies; y la iniciativa de Kotex “Ella Puede”, sus impactos sociales crecieron en más de un 350%. Luego, en 2021 decidieron actualizar esta estrategia con metas claras para cumplirlas en el mediano plazo.


En nuestro país ya cuentan en una serie de implementaciones sustentables. Una de ellas tiene que ver con la planta donde se fabrican pañales de bebé Huggies y papel higiénico Scott, la que celebró hace algunos meses sus 10 años de operación.


Construida con un foco sustentable y de eficiencia energética, dentro de sus atributos se encuentra el aprovechar al máximo la luz natural y sus filtros de alta eficiencia que previenen la contaminación del aire, los que permiten que la operación sea compatible ante posibles episodios de alerta ambiental.


"Hemos logrado la reducción total de residuos que se enviaban a relleno sanitario. El pañal de descarte productivo se usa en un 100% como energía para otros procesos en plantas autorizadas, evitando su enterramiento o relleno sanitario. Es así como reingresa en un proceso interno como reciclado, lo que hace que la operación sea totalmente eficiente”, comentó Néstor Paulizzi, Gerente de Planta Santiago de Kimberly-Clark.

“Para este 2022 seguiremos buscando la máxima eficiencia en nuestra planta de producción, impulsando el ahorro de costos y conservando los estándares de seguridad y calidad de todos nuestros productos”, cierra Paulizzi.


Para conocer otras metas de Kimberly-Clark en materia de sustentabilidad va el link a continuación: https://www.kimberly-clark.com/es-us/responsibility/annualreports


Comentários


bottom of page