top of page
  • Foto del escritorME

Tips de autocuidado durante las fiestas de fin de año

  • Si bien las fiestas de fin de año son un momento de compartir con los seres queridos y disfrutar, es importante no exceder los límites con las celebraciones, las compras, el exceso de comida o alcohol y el estrés que generan las preparaciones. Raúl Sánchez, psiquiatra experto en trastornos del ánimo del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad, entrega recomendaciones de autocuidado durante estas fechas.


Las fiestas de fin de año que nos invitan a tomarnos momentos para compartir con la familia, amigos y compañeros de trabajo y celebrar antes que termine el 2022. Sin embargo, existen diversos factores que podrían aumentar el estrés en este periodo, como por ejemplo, participar en un número mayor de celebraciones de las que podemos poner en la agenda, sobrepasarse con las compras, la comida y el alcohol.


Según Raúl Sánchez, psiquiatra experto en trastornos del ánimo del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad, en este periodo es importante que no sobrepasemos nuestros límites y no nos sobre exijamos con las preparaciones, el número de eventos a los que asistimos, la cantidad de regalos o el valor de ellos.

Para celebrar fiestas de fin de año, donde prime el autocuidado y no caer en conductas que nos afecten emocionalmente, el psiquiatra recomienda:


1. Realizar preparaciones moderadas y realistas para las celebraciones familiares o con amigos.


2. Hacer compras y regalos, siempre y cuando se encuentren dentro del presupuesto y no excederse o endeudarse a largo plazo.


3. No celebrar “como si el mundo se fuese a acabar”. Es el final de un año, pero debemos seguir funcionando adecuadamente al iniciar el siguiente. El consejo es no excederse con las fiestas, el alcohol y las celebraciones.


4. Respetar lo que más que se pueda las horas de sueño. Contar con un espacio de descanso entre las celebraciones es muy importante para mantener adecuadamente nuestra salud mental. Lo ideal es no amanecerse o cambiar los horarios. “Aprender a decir que no y proteger nuestro espacio de descanso es algo perfectamente válido”, concluye Sánchez.

Comments


bottom of page