top of page
  • Foto del escritorME

Sueño vertical: chilenos escalan las inexploradas paredes rocosas del “Vampire Spire” en Canadá

  • Cuatro escaladores estuvieron 17 días en un complejo rocoso, logrando abrir cuatro rutas inexploradas en las grandes paredes. Ahora preparan una película documental para mostrar la experiencia.

La escalada de grandes paredes, o “big wall”, como se conoce en inglés, es una de las pruebas más exigentes, tanto física como psicológicamente, en esa disciplina. Por lo mismo, para los deportistas, una de las mayores proezas radica en abrir rutas en esas paredes rocosas por donde nadie más haya pasado antes.


Eso es precisamente lo que lograron cuatro chilenos, quienes realizaron recientemente una travesía para conquistar las grandes paredes rocosas de las Vampire Spire, en Canadá. Hernán Rodríguez, uno de los escaladores, relata que “nuestro foco siempre es ir a lugares inexplorados y ser el primer grupo humano en estar allá. El desafío es conseguir escalar por cierta pared vertical de roca que nadie ha intentado o conseguido, y por eso elegimos las cimas del Vampire Spire”. El grupo también estaba conformado por Michael Pedreros, Patricio Díaz y Sebastián Pelleti, todos deportistas de montaña.


Un desafío no solo físico

“Esta travesía nació a partir de una loca idea entre amigos. Sin embargo, para nuestra economía era imposible. En general, una expedición es cara y esta lo era especialmente. Por eso, para cualquier deportista en general y sobre todo el de riesgo, el ‘paso uno’ es conseguir financiamiento, que suele ser complejo”, detalla Rodríguez. Así fue como llegaron a presentar el proyecto a Clever, una plataforma digital de inversiones con el respaldo del Grupo BICE. Consistía nada menos que en una travesía de casi un mes en Canadá, con viaje a Vancouver, traslado a la Provincia de los Territorios del Norte, cerca del Parque Nacional Nahanni y llegar en avioneta al ‘Vampire Lake’. Luego, estar 17 días en las montañas rocosas para convertirse en los primeros chilenos en abrir rutas difíciles por paredes de rocas.


Ari Dukes, CEO de Clever, sostiene que “para nosotros, que venimos de las inversiones, potenciar el hábito de las personas para alcanzar sus metas es esencial, ya sea en un ámbito financiero o de estilo de vida, como es el deporte. Por eso la historia de estos deportistas nos motivó tanto para apoyarla”.

Cuatro rutas


Hernán cuenta que “luego de volar en avioneta por cerca de una hora y aterrizar en el agua, contratamos a una persona que nos entregó todos los materiales necesarios para la escalada técnica y nos trasladó al lugar con comida para 20 días. Pero el desafío principal era el clima, porque todos explicaban que llueve muchísimo, mal que mal, el lugar está en el paralelo del 62 norte, incluso más cerca del polo que Punta Arenas”. Pero la suerte quiso otra cosa: de pensar que estarían la mayor parte del tiempo en la carpa, en realidad solo llovió cinco días, lo que les permitió no solo abrir una ruta en el valle, sino que cuatro. “Al quinto día logramos nuestro objetivo principal, que era una nueva ruta a la cumbre del Monte Drácula y de allí en más nos sentimos afortunados. El esfuerzo fue grande, pero logramos mucho más de lo que esperábamos. Incluso, el día que bajamos al campamento, logramos ver las auroras boreales, algo único que me va a quedar grabado para siempre”, dice el escalador de roca.


Más allá del desafío deportivo, el proyecto del equipo también contempló grabar la travesía, en manos de Patricio Díaz, para lanzar una película documental que espera ver la luz a fines de este año. “La idea también era hacer algo innovador. No solo grabar la escalada, sino que desarrollar una película documental”, dice el equipo.


Comments


bottom of page