top of page
  • Foto del escritorME

Seis recomendaciones para retomar la actividad física

  • Comenzar de forma paulatina y buscar el deporte que se adapte a cada uno son algunos consejos.

Son muchas las personas que dejaron de hacer deporte por un largo periodo de tiempo. La pandemia y el confinamiento fueron una de las principales causas. Si bien, para algunos no es fácil retomar la práctica deportiva, es muy positivo comenzar con este hábito que tiene múltiples ventajas para nuestra salud.


El Dr. Giovanni Carcuro, traumatólogo y especialista en medicina deportiva de Clínica Universidad de los Andes, entrega seis recomendaciones que nos ayudarán a comenzar con este hábito, mantenernos saludables y evitar lesiones:


Buscar la motivación

Lo primero, es detectar cuál es nuestro incentivo para comenzar la práctica deportiva. El ejercicio se reconoce como el mejor aliado para estar saludables, no sólo a nivel físico, sino que también es beneficioso para nuestra salud mental. Algunas de sus ventajas son:

  • Fortalecimiento del sistema inmune

  • Aumento de la "quema" de grasa

  • Mejora la calidad de sueño

  • Genera una mayor movilidad de articulaciones, músculos y tendones, logrando disminuir la posibilidad de lesiones

  • Promueve la fijación de calcio en el hueso, previniendo la osteoporosis

  • Libera endorfinas que producen una sensación de bienestar, disminuyendo, la ansiedad y estrés


Elegir una actividad física que te guste y disfrutes

No todos los deportes están indicados para todas las personas. Por ejemplo, para algunos es mejor trotar, hacer senderismo, jugar fútbol, caminar o realizar ejercicios de fuerza. Por lo tanto, hay que pensar y descubrir cuál es el más indicado y el que mejor se adapte a los gustos de cada uno, porque eso puede ayudar a que sea un hábito.


Empezar de a poco

Es importante retomar la actividad física de forma paulatina, sobre todo para quienes hayan estado meses sin entrenar. Es preferible planificar la práctica deportiva con objetivos de corto, mediano y largo plazo, además de establecer metas realistas y accesibles. Lo recomendable es empezar con rutinas suaves y no muy exigentes, para que el cuerpo se vaya acostumbrando progresivamente y, de a poco, ir aumentando la carga y el tiempo del entrenamiento.


La importancia de elongar

Parte importante de una rutina deportiva es elongar antes de llevarla a cabo y al finalizar realizar un estiramiento permite aumentar la capacidad de flexibilidad de los músculos, lo que evita posibles lesiones.


“Es importante consultar a un especialista en caso de presentar algún dolor molesto y prolongado. Asimismo, quienes, tienen antecedentes médicos o padecen alguna patología, deben realizarse un chequeo antes de retomar o comenzar cualquier entrenamiento”, señala el especialista.


Evitar lesiones

Si bien la actividad física permite mantenernos sanos y activos, también puede producir lesiones si no se practica de manera adecuada. Para esto, es recomendable evitar sobrecargas. Tener pausas en el entrenamiento y descansar entre una sesión y otra es un buen hábito. El cuerpo debe recuperarse de la exigencia que se somete al realizar deporte. También es esencial alternar el tipo de ejercicio, para no sobre exigir el mismo grupo muscular, por lo que algunos entrenamientos pueden ser aeróbicos, y otros de fuerza.


Según la Organización Mundial de la Salud, para que el ejercicio sea beneficioso se debe llevar a cabo, al menos, tres veces a la semana por 45 minutos. Al practicarlo con esta frecuencia ya es saludable.

Hidratación y alimentación

Para lograr un buen rendimiento deportivo, es crucial mantener una buena hidratación antes, durante y después de la práctica deportiva. Además, para lograr mejores resultados, es recomendable complementar con una alimentación saludable y equilibrada con el aporte de los nutrientes necesarios, como carnes magras, frutas, verduras, cereales y lácteos bajos en grasas.


Kommentare


bottom of page