top of page
  • Foto del escritorME

Prevenir es prioridad: conoce los tres datos para seguir cuidándote de los cánceres femeninos

  • Conocer los permisos laborales para realizarse exámenes, cuándo se puede acceder a una mamografía gratis y qué pruebas de detección son más sensibles, son algunos de los tips que se pueden tomar en cuenta para cuidar la salud femenina.

Los cánceres femeninos son una de las principales causas de muerte entre las mujeres. Es más, el de mama se ha posicionado como la principal causa de fallecimiento por cáncer en mujeres en edad reproductiva, mientras que el del cuello del útero ha escalado hasta convertirse en el tercer cáncer más frecuente en este grupo.


En ese contexto, se han realizado distintas iniciativas de educación y concientización, impulsadas por diferentes entidades e instituciones, las cuales apuntan a la pesquisa precoz de este tipo de enfermedades.

Por eso, y para que las mujeres continúen poniendo su salud como prioridad, te dejamos tres datos que te ayudarán a seguir previniendo dos de los cánceres más comunes.


1. Permiso para realizarse exámenes ginecológicos durante la jornada laboral

Muchas mujeres aluden a la falta de tiempo para ir al médico. Sin embargo, la Ley 20.769 indica que todas las mujeres mayores de 40 años pueden solicitar una vez al año medio día laboral para realizarse su mamografía o Papanicolau (PAP).


Este derecho, que tiene como objetivo prevenir y detectar a tiempo los cánceres de mama y del cuello del útero, también considera el tiempo destinado a los traslados desde y hacia el establecimiento médico donde se efectuará el examen preventivo.


La vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia (Sochog) y mastóloga, María José del Río, afirma que “es muy importante llegar a tiempo en estos tipos de cáncer, y la única forma de hacerlo es yendo al control anual y aprovechar estos beneficios como la media jornada laboral para asistir al ginecólogo para hacernos la mamografía o el PAP. Con estos resultados al día podemos cuidarnos y anticiparnos a una eventual enfermedad”.


2. Mamografía gratis y sin orden médica

En abril de este año, entró en vigencia la ley que exime el requisito de tener una orden médica para realizarse una mamografía. De esta manera, se establece que todas las mujeres de entre 50 y 59 años, edad establecida para pedir el Examen de Medicina Preventiva (EMP), independiente de si están afiliadas a Isapre o Fonasa, podrán hacerse una mamografía gratis cada 3 años y sin la receta de un doctor.

Para las mujeres mayores de 40 años que sean usuarias de Fonasa, podrán acceder a este examen con Copago Cero, es decir sin costo. Solo deben solicitarlo en su consultorio o Cesfam.


La vicepresidenta de la Sochog enfatiza la importancia de que cada año, las mujeres asistan a su consulta ginecológica y se hagan este examen: “Como país estamos muy, al debe, en cuanto a la cobertura de la mamografía. Según los datos de la última encuesta Casen, solamente el 50% de las mujeres que deberían haberse hecho esta prueba se la habían realizado en los últimos 3 años, y la principal razón es que no sabían que tenían que hacérsela. Es necesario que se den a conocer estos beneficios para que todas pongamos primero nuestra salud”.


3. Existe una prueba de detección que no es el PAP y que es más sensible

El Papanicolaou o PAP ha desempeñado un papel muy importante en el diagnóstico de las enfermedades del cuello del útero. Sin embargo, este no puede identificar tempranamente la presencia del Virus del Papiloma Humano (VPH) antes de que se produzcan lesiones en el cuello del útero, sino que detecta alteraciones en él una vez que ya se han producido. Pocas mujeres saben que cerca del 50% de los PAP negativos no lograron descubrir lesiones ya existentes.


En cambio, el Test PCR de VPH es una prueba de alta sensibilidad, que posibilita una detección precoz y oportuna del VPH, el cual provoca el cáncer del cuello uterino. Este test identifica individualmente los dos genotipos responsables del 70% de los casos de cánceres cervicouterinos (el VPH 16 y 18).


Es recomendable realizarse este examen a partir de los 30 años, y en el caso de un resultado negativo se debe efectuar cada 5 años


La ginecóloga y mastóloga, María José del Río, coincide con la importancia de seguir previniendo los cánceres femeninos. En ese sentido, dice que “ambos cánceres se pueden prevenir o encontrar a tiempo para ser tratados, por eso es necesario que las mujeres asistan una vez al año a su consulta ginecológica y se realicen los exámenes recomendados. Solo a través del tamizaje y la educación podremos lograr que cada vez menos mujeres mueran por estas enfermedades”.


Para saber más sobre el cuidado de la salud femenina e informarse sobre el Test de VPH, visita la página www.nosotrasprimero.cl y sigue su cuenta de Instagram @nosotrasprimerocl.

Comments


bottom of page