top of page
  • Foto del escritorME

Nueva regulación de etiquetado de la Unión Europea aterriza en Chile

  • Con la introducción de la nueva regulación, los productores chilenos están en la obligación de proporcionar información aún más detallada, y no sólo en términos de ingredientes y valores nutricionales. Por eso, se hace importante abordar los principales aspectos para la implementación de la normativa y qué preguntas deben hacerse las empresas para verificar si tienen todos los recursos y herramientas necesarias para cumplir con los cambios exigidos.


A partir del 8 diciembre de 2023 será obligatorio señalar en la etiqueta la lista de ingredientes y la declaración nutricional de los vinos y destilados según el Reglamento (UE) 2021/2117 publicado el 2 de diciembre de 2021 que modifica las normas de etiquetado de vinos y vinos aromatizados. Será posible proporcionar esta información, solo en determinadas condiciones, mediante una etiqueta electrónica o e-label. Sin embargo, será obligatorio indicar en la etiqueta física la presencia de sustancias alergénicas y el valor energético de 100 ml de vino o vino aromatizado.

En este sentido, la gran mayoría de las empresas productoras chilenas de bebidas con alcohol (vinos, cervezas, pisco y otros destilados) que venden sus productos en Europa, viven momentos de incertidumbre, ya que desconocen qué hay que hacer, qué requisitos hay que cumplir, qué riesgos existen en el proceso, cómo y cuándo hacerlo. El reglamento prevé un período transitorio de 2 años. Todos los vinos producidos y etiquetados después del 8 de diciembre de 2023, deberán incluir la indicación de la lista de ingredientes e información nutricional.

Es en este contexto, que la empresa MoonDesk y su revolucionaria plataforma, junto con AMF Etiquetas, líder etiquetado y sustentabilidad en Chile, desarrollarán en conjunto un espacio colaborativo sobre las implicancias e impacto en la exportación de bebidas alcohólicas con la intención de abordar los principales aspectos para la implementación de la nueva normativa y qué preguntas deben hacerse las empresas para verificar si tienen todos los recursos y herramientas necesarias para cumplir con los cambios exigidos.

“Básicamente, quienes no cumplan con esta normativa se quedarán fuera del mercado. No es opcional. Si quieres vender dentro de la Comunidad Europea, hay que adecuarse. Quienes se adapten más rápido, tendrán la posibilidad de estar mejor posicionados y actuar más ágilmente que quienes se resistan. Este es el primer paso. Estados Unidos está evaluando la posibilidad de acoplar esta normativa a su territorio. El beneficio que tiene es mantenerse al corriente de las tendencias”, asegura Gonzalo Yañez, CEO de MoonDesk.


El objetivo es generar una instancia de encuentro y agregar valor entre profesionales del mundo vitivinícola y de distintas áreas, para compartir experiencias, qué prácticas funcionan, cuáles no y modelar una mirada global de los procesos de diseño de packaging y etiquetado. “Por otro lado, hay que evitar problemas legales, sanciones económicas y ambientales. Si bien aún no hay total claridad sobre cuáles serían las multas por incumplimiento que aplicarán los organismos europeos, el objetivo de las empresas debe ser estar preparados con suficiente antelación para evitar problemas”, señala Gonzalo Yáñez.

Y agrega: “MoonDesk ofrece una plataforma de tecnología que puede ayudar a las empresas a optimizar sus procesos, evitar errores y automatizar tareas manuales y repetitivas. La alianza entre AMF Etiquetas y MoonDesk puede ser un ejemplo para que otras organizaciones adopten esta iniciativa, ya que la asesoría y la ayuda que se brinda a las empresas que se encuentran inmersas en el cambio de regulación, es vital para entender los requisitos y los desafíos asociados al cumplimiento de la normativa”.

Comments


bottom of page